martes, 3 de julio de 2018

Tres aspectos a tener en cuenta para innovar con éxito


Post publicado en el blog de Meta4 el 14 de junio de 2018

La innovación se ha convertido en un concepto central al hablar de gestión empresarial. Pese a ser algo de lo que las empresas y sus líderes hablan constantemente, todavía es difícil encontrar empresas que hagan de la innovación uno de los pilares clave de su competitividad y crecimiento. 


La excelencia empresarial requiere innovar. Sin embargo, para innovar es necesario replantearse probablemente qué es la innovación, como se debe gestionar o cómo convertirla en resultados concretos. Tal vez descubramos entonces que nuestro modo de pensar en la innovación se había quedado corto y, como consecuencia, sus resultados también.

Los innovadores empresariales de éxito, son aquellas empresas capaces de implementar aspectos de una innovación amplia, continua y sistemática.

Amplia

Innovación significa cosas muy distintas para diferentes personas, pero siempre implica la transformación de nuevas ideas en fuentes renovadas de valor. Va mucho más allá de nuevos productos o tecnologías, lo cual es una idea errónea bastante frecuente.

Hubo un tiempo en que la innovación equivalía a liderazgo tecnológico. Actualmente, el término sugiere una búsqueda esencial del éxito por parte de cualquier empresa, no necesariamente tecnológica.

Si las empresas consideran la innovación de forma limitada, no verán determinadas oportunidades y quedarán en situación de vulnerabilidad ante los competidores con perspectivas más amplias.

Existen distintas clasificaciones que intentan dar respuesta a esta pregunta, y que dejan claro que la innovación empresarial adopta numerosas formas. Por ejemplo, “10 Types of Innovation” es una de las múltiples agrupaciones existentes. Presenta una lista de tipos de Innovación a tener en cuenta por las organizaciones que se categorizó mediante técnicas de reconocimiento de patrones y otras técnicas analíticas. Dicha lista se agrupa en 3 grandes categorías: Elementos de Configuración, Oferta y propuesta de valor, Experiencia de cliente.

Continua

Cada cierto tiempo, las compañías se las arreglarán para encajar todas las piezas necesarias del puzzle e innovar con éxito. En el pasado, un éxito aislado de este tipo, sobre todo en lo que respecta a las pequeñas compañías, bastaba para mantener una posición competitiva. En la actualidad la situación ha cambiado. Las compañías deben aplicar una serie de iniciativas para proporcionar un flujo continuo de innovaciones, necesario para convertirse en un innovador habitual, para sostener el negocio a corto, medio y largo plazo.

Por lo tanto, uno de los retos fundamentales al que deben enfrentarse los líderes que deseen crear las circunstancias para que la innovación sea mucho más que una palabra abstracta, es el de liberar tiempo en las agendas de sus colaboradores y generar espacio para la innovación. Es evidente que sin tiempo para innovar nunca se lograrán resultados de manera continuada. De ahí la necesidad de crear una cultura en la que los miembros de la empresa dispongan de tiempo para imaginar, experimentar y desarrollar sus propias ideas

Sistemática

Las empresas que son capaces de generar un flujo constante de productos (o servicios) novedosos, han desarrollado sistemas internos de gestión de la innovación. Es decir, su capacidad innovadora no depende únicamente del azar, la inspiración y los esfuerzos heroicos de sus empleados, sino que también de un enfoque sistemático.

Sin embargo, las empresas deben ser conscientes de que internalizar la innovación no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana, se trata de un proceso evolutivo.  La construcción de una empresa innovadora arranca con una primera fase de sensibilización, que persigue una predisposición favorable a la innovación dentro de la organización, sobre todo entre la dirección. Sigue una fase de credibilidad con el objetivo de lograr los primeros resultados y mostrar que las personas de la empresa pueden obtener éxitos crecientes de creatividad e innovación. A continuación, la fase de sistematización traduce propósitos en una cartera integrada de iniciativas estratégicas de innovación en diversos ámbitos.

Para gestionar la innovación de una manera sistematizada, hay que tener en cuenta varios elementos. En primer lugar, es fundamental formular una estrategia de innovación. La finalidad de la estrategia de innovación, es establecer una serie de elementos que actuarán como brújula al contribuir a marcar el rumbo y aclarar, entre otras cosas, las motivaciones que llevan a la empresa a apostar por la innovación, definir internamente el concepto de innovación, formular los objetivos que se esperan obtener, acotar las áreas en las que la empresa desea innovar y determinar los recursos que se está dispuesto a invertir.

Para implementar esa estrategia de innovación, se precisan de tres elementos que forman la columna vertebral de cualquier sistema que pretenda impulsar la innovación en la empresa. Se trata de las personas que van a involucrarse en actividades relacionadas con la innovación, los procesos que van desde la identificación de retos hasta el lanzamiento de soluciones, y los principios y sistemas que contribuyen a crear un entorno que fomenta y premia la innovación.

Por lo tanto, si una empresa pretende innovar de manera exitosa, debe abordar la innovación de manera amplia, continua y sistemática. Además, al hacerlo deberá buscar un equilibrio entre la gestión del día a día, y el desarrollo de la innovación. Por todo ello, es indispensable que la alta dirección se involucre. Innovar no es una tarea sencilla, pero el coste de no hacerlo, o de hacerlo mal, puede llegar a ser muy elevado.



lunes, 4 de diciembre de 2017

Transformación digital e innovación de modelos de negocio

Qué tienen en común un fabricante de vehículos como Rosenbauer, una empresa de logística como DB Schenker, un productor de compresores como Bauer, un fabricante de ascensores como ThyssenKrupp y una empresa de productos de higiene como Hagleitner?. La respuesta es que todas estas empresas, utilizan la digitalización para ofrecer a sus clientes servicios más rápidos e inteligentes, y por lo tanto han modificado de manera consciente su modelo de negocio. 




Transformación digital

A lo largo de diferentes industrias, la digitalización se ha convertido en un fenómeno masivo en la que los productos tradicionales, se ven sustituidos por equivalentes digitales, o al menos se mejoran sus prestaciones con complementos digitales. Es evidente que en muchos sectores, la transformación digital va mucho más allá de mejorar productos, servicios o procesos. Sin duda, tiene la capacidad para llegar a cambiar modelos de negocio. Lo cual, plantea serios desafíos, pero abre a la vez nuevas, e inmensas, posibilidades para las empresas que estén dispuestas a explorarlas. 

Este cambio profundo, basado en la aparición de diversas tecnologías, al que también se llama industria 4.0., incluye por un lado el uso de tecnologías digitales en la producción industrial, pero también la aplicación de tecnologías digitales en productos. En el ámbito de la producción, a menudo resulta en una automatización flexible, nuevas alianzas y también nuevos modelos de ingresos. Para el cliente, la digitalización crea nuevas propuestas de valor que tienen su origen en una mejor calidad de la información, flexibilidad y a menudo un cambio de productos a servicios. 

Para la empresa, la digitalización crea cambios en los procesos, ya sea en el diseño, la planificación de la producción, nuevas alianzas de colaboración, o en el marketing. En pocas palabras, la transformación digital impacta en todos los procesos clave de la empresa. Por lo tanto, la digitalización tiene enormes implicaciones para la innovación, y en particular para la innovación del modelo de negocio.  

Según Roland Berger, la digitalización tiene efecto debido a cuatro palancas:
  • Digital Data: capturar, procesar y analizar datos digitales, permite hacer mejores predicciones, y tomar mejores desiciones.
  • Automatización: combinar tecnologías tradicionales con inteligencia artificial da lugar a sistemas que trabajan de manera autónoma y se organizan por si mismos. Esto reduce los errores, incrementa la velocidad y disminuye los costes.
  • Conectividad:  interconexión de toda la cadena de valor vía móvil o banda ancha, para sincronizar cadenas logísticas, acortar plazos de entrega y ciclos de innovación.
  • Acceso digital a los clientes: internet, y el móvil, permiten a nuevos intermediarios tener acceso directo a los clientes, y ofrecerles de manera transparente nuevos servicios.
Innovación del modelo de negocio

Un modelo de negocio es el modo en que una empresa crea, entrega y captura valor. Debido a las posibilidades que genera internet, el concepto se ha ido popularizando desde inicios de este siglo. Recordemos que un modelo de negocio está constituido por diferentes elementos. 
  • Propuesta de Valor: describe los productos y servicios que una empresa ofrece, y los beneficios que estos aportan a sus clientes.
  • Entrega de valor: formado por los segmentos de clientes, los canales de distribución y la relación con los clientes.
  • Creación de valor: recursos, actividades y alianzas clave para poder crear los productos y servicios ofrecidos por la empresa. 
  • Captura de valor: fuentes de ingresos y estructura de costes.
El objetivo es combinar los diferentes elementos de tal manera que se refuercen mutuamente entre si. De este modo, es posible crecer y es difícil ser copiado por los competidores. La innovación del modelo de negocio, es la modificación, respecto a la situación tradicional, de alguno o varios de estos bloques. 

Para facilitar la innovación en modelos de negocio, a partir de las posibilidades ofrecidas por la transformación digital, es necesario desarrollar más herramientas. Precisamente, y basándome en el trabajo desarrollado por varios autores y "practitioners", he diseñado una serie de talleres, y herramientas de apoyo, con este fin. Una de estas herramientas son los patrones de modelo de negocio.

Un patrón describe una solución ya probada, a un problema recurrente. Por lo tanto, al recurrir a aspectos que han sido ya exitosos en otras empresas e industrias, el uso de patrones de modelo de negocio ofrece un modo eficiente de abordar la tarea de innovar (o crear desde cero) el modelo de negocio. 

Sin embargo, no debe mal interpretarse el uso de los patrones de modelo de negocio.Su propósito no es imitar, sino buscar eficiencia, estimular la creatividad y contribuir a superar las barreras cognitivas en el diseño de modelos de negocio, lo que es especialmente importante en tiempos de cambios profundos. 

Los patrones de modelos de negocio pueden ser específicos de la transformación digital, o genéricos. El mejor modo de utilizarlos, es agruparlos en función del bloque del modelo de negocio al que impactan de manera directa. En la base de datos que he creado, a partir de diversas fuentes, he identificado hasta el momento más de cien patrones de modelo de negocio, veamos a continuación algún ejemplo.

Freemium
  • Descripción: ofrece servicios básicos de manera gratuita, y carga un precio por servicios más avanzados.
  • Bloque del modelo de negocio al que impacta: captura de valor (modelo de ingresos)
  • Ejemplos: Skype, dropbox, Linkedin.
Sensor como servicio
  • Descripción: recopila, procesa y vende datos a cambio de una tarifa (pago). 
  • Bloque del modelo de negocio al que impacta: propuesta de valor
  • Ejemplos: Streetline.com, Google Maps
De persona a persona
  • Descripción: se facilita la interacción (o transacción) entre personas. Dos o más consumidores a través de una plataforma.
  • Bloque del modelo de negocio al que impacta: creación de valor
  • Ejemplos: e-bay, Napster, Airbnb
Crowdsourcing
  • Descripción: solucionar un problema a través de externalizarlo a una multitud (comunidad de internet).
  • Bloque del modelo de negocio al que impacta: creación de valor
  • Ejemplos: Cisco, Procter&Gamble, Innocentive, Threadless.

Aplicación de los patrones a la innovación del modelo de negocio.

Los patrones de modelo de negocio, pueden ser utilizados a lo largo de las distintas fases del proceso:
  • Descripción del modelo de negocio actual: en esta fase los patrones contribuyen a hacer más transparente y clara la lógica del modelo de negocio de la propia empresa y de los competidores.
  • Ideación: existen tres obstáculos que dificultan la generación de ideas, 1) resistencia a abandonar la lógica de negocio actual, 2) no pensar en términos de modelo de negocio, 3) y la ausencia de herramientas de creatividad específicas, para generar ideas en el contexto del modelo de negocio. Los patrones del modelo de negocio contribuyen a superar los tres obstáculos.
  • Integración: durante la esta etapa, las ideas más prometedoras generadas en la fase anterior, deben ser desarrolladas e integradas en modelos de negocio completos. Al clasificar los patrones en base al bloque del modelo de negocio al que impactan, se pueden buscar los patrones que ayuden a complementar las ideas iniciales, hasta integrar todos los elementos del modelo de negocio.
  • Implementación: en esta etapa se deben identificar las suposiciones clave del nuevo modelo de negocio, y buscar la información necesaria para validarlas o invalidarlas. A menudo esto requiere de experimentos, tal y como indica la metodología Lean Startup. Pero los patrones de modelo de negocio pueden ayudar, al constar en cada uno de ellos las empresas que los han implementado exitosamente, se puede averiguar el modo en que esas otras empresas lo han hecho.


Concluyendo

La transformación digital afecta a todos los sectores de la sociedad, y en particular al mundo de la empresa. Abre una gran cantidad de posibilidades, y es un "driver" para la creación de nuevos modelos de negocios. Para sacar el máximo potencial de estas posibilidades, es fundamental mejorar los procesos y herramientas que facilitan la innovación de modelos de negocio. Los patrones de modelo de negocio son, sin duda, una de estas  herramientas y contribuyen a explorar modos novedosos para explotar estas tecnologías disruptivas.