martes, 14 de abril de 2015

4 pasos para definir dónde debe innovar tu empresa

Uno de los aspectos más importantes a la hora de formular una estrategia de innovación, es el de decidir en qué áreas se desean enfocar los esfuerzos, y los recursos, destinados a innovar. Se trata de una decisión clave para el futuro de la empresa, ya que estas áreas deberán convertirse en las fuentes de diferenciación y de crecimiento de la empresa. 


Si deseas definir dónde debe innovar tu empresa, y establecer una programación de los proyectos de innovación que deseas iniciar, puede serte de ayuda seguir estos cuatro pasos:
  1. Identificar retos de innovación.
  2. Agrupar los retos identificados en vectores de innovación.
  3. Priorizar y seleccionar los vectores de innovación.
  4. Priorizar y seleccionar los retos de innovación de cada vector.
1. Identificar retos de innovación

Los retos son la base de cualquier proyecto de innovación. Pueden tener su origen en cuatro aspectos distintos:
  • Oportunidad externa (ejemplo: necesidad no satisfecha de un segmento de clientes)
  • Amenaza externa (ejemplo: lanzamiento de un nuevo producto por parte de un competidor)
  • Oportunidad interna (ejemplo: activo que opera por debajo de su capacidad máxima y que podría ser explotado para ofrecer nuevas soluciones, incluso en mercados distintos a aquellos en los que opera actualmente la empresa)
  • Amenaza interna (ejemplo: niveles de productividad inferiores a la media del sector)
Sin retos no hay innovación posible. Por lo tanto una cuestión clave a la que se enfrenta cualquier organización que pretenda innovar es averiguar cómo puede buscar oportunidades y amenazas, tanto en áreas conocidas y cercanas al negocio actual, como en áreas desconocidas y más alejadas de su “core business”. 


En un post anterior presenté algunas herramientas, y prácticas, que las empresas innovadoras suelen utilizar (Herramientas para identificar oportunidades de innovación). Es recomendable utilizar distintas herramientas, y realizar análisis internos y externos. Cuanto mayor sea el número de retos identificados, más posibilidades habrá de enfocarse en aspectos que sean relevantes y puedan generar valor.

2. Agrupar los retos identificados en vectores de innovación

Cuando se hayan identificado los retos, se tendrá que decidir cuáles atacar. Es evidente que no se podrán atacar todos. La estrategia implica tomar decisiones, lo que incluye también hacer renuncias.

No se debe olvidar que la innovación requiere un elevado grado de enfoque. Las ventajas competitivas sostenibles no acostumbran a forjarse explotando muchas oportunidades desconectadas. Al contrario, proceden de un determinado enfoque en algunas áreas. Conseguir este enfoque requiere coherencia, consistencia y especialización.

Así, en lugar de centrarse en una gran cantidad de retos de innovación sin ninguna relación entre ellos, la organización tendría que enfocarse en un número concreto de grandes temas, que llamaremos vectores de innovación. Un vector de innovación estará formado por distintos retos relacionados. Estos vectores serán la base para generar una cartera de proyectos de innovación diferentes pero enfocados.

Para empezar a determinar que vectores de innovación tiene que elegir la empresa el primer paso será agrupar los retos identificados en vectores. Es decir, recopilar todos los retos identificados en el paso anterior y agruparlos por grandes temas, es decir, consiste en encontrar afinidades entre los retos. Tal y como se ha comentado, los distintos grupos que resulten de ello serán lo que llamaremos vectores de innovación. Así pues, cada vector de innovación estará formado por una serie de retos. Estos retos serán proyectos de innovación potenciales.

Algunos criterios que pueden ayudar a buscar afinidades y agrupar los retos identificados en vectores de innovación son los siguientes:
  • Por segmentos de clientes: segmentos de clientes potenciales en los que se focalizará la empresa
  • Por necesidades y problemas de clientes: necesidades y problemas a los que se quiere dar respuesta.
  • Por tecnologías: tecnologías que se quieren explotar
  • Por productos o servicios: líneas de productos o servicios que se desean potenciar o desarrollar en los próximos años.
  • Por capacidades y recursos: capacidades que se quieren explotar para crear ventajas competitivas.
  • Por áreas geográficas: mercados geográficos que se quieren potenciar (se tendrá que valorar las adaptaciones necesarias para competir en esos mercados).
  • Por modelo de ingresos: nuevas formas de generar ingresos (por ejemplo pasar de un modelo de transacción a uno de suscripción que genere ingresos recurrentes).
3. Priorizar y seleccionar los vectores de innovación

Dado que los recursos son limitados, la empresa tendrá que evaluar estos vectores y decidir cuales se consideran más adecuados. Un modo bastante extendido para realizar esta evaluación y selección, es a través de puntuar los distintos vectores. Para hacerlo, es aconsejable utilizar una serie de criterios relacionados con:
  • La atractividad externa. Consiste en tener en cuenta para cada vector algunas características relacionadas con su atractivo para la empresa, como el tamaño y el crecimiento de los mercados, la intensidad de la competición o los márgenes medios.
  • Capacidad interna: Consiste en valorar si las capacidades y fortalezas de la empresa pueden ser utilizadas en los distintos vectores de innovación.
A continuación se presentan de manera más detallada algunos criterios que pueden ayudar a priorizar los vectores de innovación. Se trata de un ejemplo, y cada empresa deberá buscar aquellos que  tengan más sentido para su situación específica. En cualquier caso, no debe olvidarse que en situaciones de innovación radical, no existirá información fiable relacionada con varios de los criterios que se exponen. 

Atractividad externa

Mercado
  • Tamaño del mercado.
  • Ritmo de crecimiento del mercado.
  • Intensidad de la competencia y fortaleza de los competidores.
  • Márgenes existentes en este mercado.
Tecnología (para casos de innovación tecnológica)
  • Ritmo de cambio tecnológico en el mercado.
  • Elasticidad tecnológica: en que lugar de la curva S se encuentra esta tecnología.
Capacidad interna

Capacidades
  • Nivel de desarrollo de las capacidades actuales para innovar en este vector.
  • Posibilidad de incorporar las capacidades necesarias en caso de no disponer de ellas.
  • Grado de compatibilidad entre los procesos de producción actuales y los procesos necesarios.
Marketing
  • Posibilidad de utilizar los canales comerciales y de distribución actuales en este vector.
  • Posibilidad de aprovechar las relaciones actuales en este nuevo vector.
  • Posibilidad de aprovechar el posicionamiento y la imagen de marca actual en este nuevo vector.
Ventaja competitiva
  • ¿La nueva oferta se diferenciará de los competidores actuales?
  • ¿Dará mejor respuesta la nueva oferta a las necesidades de los clientes a los que se quiere servir?
4. Priorizar y seleccionar los retos de innovación de cada vector

Cuando se hayan elegido los vectores de innovación, la empresa tendrá que priorizar y seleccionar los retos pertenecientes a cada uno de ellos. Los criterios para priorizarlos dependeran de la tipología de cada vector: no será lo mismo un vector enfocado a reducir costes operativos que otro para desarrollar nuevos productos.

En este punto se deberá hacer también un esfuerzo por determinar que recursos y capacidades supondrá el desarrollo de cada reto. A partir de este momento se dispondrá de los vectores seleccionados, y de una priorización de los retos más interesantes dentro de cada vector. Por lo tanto, se estará ya en disposición de iniciar proyectos de innovación.

Concluyendo

Para terminar, veamos el ejemplo de una empresa de alimentación que decida establecer los vectores que deben guiar sus esfuerzos de innovación (las burbujas blancas simbolizan los diversos retos que forman cada vector).


Como se puede ver, la empresa desea centrarse en:
  • Incrementar el consumo per cápita de sus productos
  • Crear nuevas ocasiones de consumo, es decir, si sus productos solo se consumen para desayunar, buscar nuevas ocasiones de consumo.
  • Crear nuevas experiencias en el punto de venta para que la gente se identifique más con su marca.
Los vectores de innovación dan una idea de lo que la empresa quiere ser en los próximos años. Actúan como vínculo entre el presente y el futuro. Los vectores de innovación, focalizan los esfuerzos y alinean  a los miembros de la empresa en la construcción de un futuro deseado. Antes de ponerte innovar, es fundamental que sepas donde quieres innovar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada